Sigue el trabajo para Barberá y Baz en Australia

El segundo día de entrenamientos en el circuito de Phillip Island ha sido complicado para Héctor Barberá y Loris Baz. Ambos han mejorado sus tiempos de ayer, pero no lo suficiente para acercarse a los más rápidos. El problema para los dos pilotos es el mismo, la falta de confianza en el tren delantero, y eso en un circuito ultra-rápido como es Phillip Island, es un gran problema.

Pero el equipo y Ducati ya están pensando en distintas soluciones para ayudar a Barberá y Baz a mejorar sus sensaciones, y mañana tienen previsto probar algunas cosas nuevas. Mañana, en el último de los tres días de test, está previsto que los dos pilotos prueben los nuevos neumáticos que Michelin ha traído a estos entrenamientos. Se trata de tres traseros que buscan mejorar la tracción y la estabilidad, además de dos delanteros diseñados para coger temperatura rápidamente.

dorsal-barbera-gris

Héctor Barberá | 1'30.352 | P17

“Seguimos en la misma línea de ayer, no encontramos una puesta a punto que me permita ir cómodo y tenemos que seguir trabajando hasta que demos con ella. El mayor problema es el tren delantero y aquí sin confianza en la rueda delantera no puedes ir rápido. En Phillip Island hay muchas curvas rápidas, que normalmente son mi punto fuerte, pero cada vez que fuerzo siento que me voy a caer. Mañana nos queda otro día y el objetivo será encontrar una solución a nuestro problema.”

dorsal-baz-gris

Loris Baz | 1'30.852 | P20

“Hoy ha sido un día complicado. Por la mañana hemos roto un motor y por la tarde hemos probado un montón de cosas pero nos falta mucha confianza. Básicamente el problema es el mismo que tiene Héctor y es la confianza en el tren delantero. Tenemos que seguir trabajando en los reglajes de la moto para encontrar una solución, porque estamos muy lejos de donde tendríamos que estar. Con todos estos problemas no hemos podido probar nada de Michelin, pero mañana lo haremos.”