Último día positivo para Barberá y Baz en Phillip Island

Los pilotos del equipo Reale Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, han completado el tercer y último día de entrenamientos oficiales de MotoGP en el circuito australiano de Phillip Island. Después de dos días complicados, en los que la falta de confianza en el tren delantero ha condicionado a los pilotos, hoy han dado un paso adelante con la puesta a punto de sus Ducati.

Héctor Barberá ha dado 83 vueltas hoy, y ha parado el cronómetro en 1’29.791, el 15º mejor tiempo del día, el 16º en la clasificación combinada de los tres días y 0.543s de Andrea Dovizioso, la Ducati más rápida en estos entrenamientos.

También Loris Baz ha mejorado hoy en Phillip Island. El piloto francés de 24 años ha trabajado muchísimo en estos tres días para tener el feeling con la rueda delantera de su Desmosedici GP15 y, hoy finalmente, ha encontrado el camino. El último test de la pretemporada tendrá lugar en Qatar del 10 al 12 de marzo y allí esperan dar otro paso más.

dorsal-barbera-gris

Héctor Barberá | 1'29.791 | P15

“Al final de estos tres días lo más positivo es que hoy hemos encontrado el camino. A falta de dos horas hemos tocado la tecla y he empezado a sentirme bien y a rodar rápido, pero sobre todo a tener buen feeling. He estado muy agobiado porque ya nos pasó esto en Malasia y desde que me subí en esta moto siempre he tenido esas sensaciones. ¡Por fin hemos dado con la solución! He comenzado a sentirme bien, a divertirme y pilotar la moto, pero han sido solo dos horas y al final no teníamos más neumáticos para buscar un tiempo. Pero con un neumático con siete vueltas he podido mejorar bastante y creo que con uno nuevo habríamos rodado en 29 bajos sin problemas. Así que al final nos vamos contentos, ahora toca prepararse bien estos días para llegar a Qatar a tope.”

dorsal-baz-gris

Loris Baz | 1'29.977 | P17

“Han sido tres días complicados pero hoy al final hemos encontrado algo. Hemos mejorado poco a poco hasta rodar en 29 y ya no estamos tan lejos, pero sobre todo estoy contento porque hemos encontrado el camino, y no ha sido fácil. En general me voy de Phillip Island satisfecho, porque hemos probado muchísimas cosas y el equipo ha trabajado muy bien. Mi técnico Paolo ha hecho las cosas justas y al final por lo menos nos vamos con una dirección clara. Creo que con un neumático nuevo incluso podríamos haber bajado un poco más el tiempo, así que me voy contento, mucho más de lo que estaba hasta hoy a las dos de la tarde.”